REVISTA DIRECT JUNIO 2016

REVISTA DIRECT MAYO 2016
4 mayo 2016
REVISTA DIRECT JULIO 2016
30 junio 2016

FIN DE PLAZO DE PRESENTACIÓN DE LA RENTA 2015 Y FECHAS DE CARGO DE LAS DOMICILIACIONES

El fin de plazo para presentar la declaración de la renta 2015 es el 30 de junio de 2016, aunque si el resultado de la misma es a ingresar y se desea domiciliar el pago, el fin de plazo para la presentación es el 25 de junio de 2015. 

Si de la declaración se obtiene un resultado a ingresar, el contribuyente puede optar entre realizar el pago de la deuda tributaria de una sola vez o fraccionar el importe en dos plazos. En este último caso, el primer plazo sería del 60% del importe de la deuda, y el segundo plazo del 40%. 

Si se desea domiciliar el pago íntegro de una sola vez, el cargo en la cuenta bancaria consignada a tal efecto se realizará el 30 de junio de 2016, y en caso de domiciliar ambos pagos fraccionados, el primer plazo se cargará el 30 de junio de 2016, y el segundo el 07 de noviembre de 2016. 

El declarante puede optar por domiciliar únicamente el primer plazo, únicamente el segundo plazo, o ninguno de los dos. Si se domicilia únicamente el primer plazo, el ingreso del segundo plazo deberá efectuarse en una entidad bancaria mediante el documento de ingreso modelo 102. 

Si el pago total o el correspondiente al primer plazo no se domicilia y se quiere presentar el modelo telemáticamente, se deberá obtener el Número de Referencia Completo (NRC) de una entidad bancaria colaboradora directamente a través de sus oficinas o por vía electrónica mediante el certificado digital con el sistema Cl@ve.

LAS SOCIEDADES CIVILES Y LOS PAGOS A CUENTA 

Como bien sabemos, las sociedades civiles en 2016 pasan a tributar por el Impuesto sobre Sociedades por lo que tendrán unas nuevas obligaciones entre las que se encuentra la de efectuar los pagos fraccionados. 

Los pagos a cuenta se cuantifican en el 18% de la cuota a ingresar de la última declaración del Impuesto sobre Sociedades presentada. 

Sin embargo, dado que su entidad no ha presentado declaraciones de dicho impuesto en años anteriores, no existe cuota sobre la que calcular los pagos fraccionados de 2016, así que no estará obligado a liquidarlos. 

Esto sí, una vez presentemos el primer Impuesto sobre Sociedades no podemos olvidarnos de presentar los modelos 202 o pago fraccionado que se presentan los días 20 (15 en caso de querer solicitarlo con domicialización) de los meses de Abril, Octubre y Diciembre.

#DIRECTJURIDICO: IMPORTANTES BENEFICIOS FISCALES QUE PUEDE APLICAR UNA EMPRESA FAMILIAR

En esta materia, existen una gran cantidad de empresas familiares que desconocen que, si se dan ciertas circunstancias, podrán aplicarse importantes beneficios fiscales. ¿En qué consisten estos beneficios? ¿Qué hay que hacer para poder conseguirlos? Sobre ambas cuestiones se hablará en este artículo. 

Los socios de una Empresa Familiar, con forma jurídica de S.L. o S.A. que reúnan una serie de características, pueden aplicar una serie de beneficios fiscales, tales como: 

a) Quedar exentos en el Impuesto sobre el Patrimonio.
b) Gozar de una reducción del 95% en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones cuando transmitan sus acciones vía herencia o donación. 

Para obtener la exención en el Impuesto sobre el Patrimonio, los requisitos que se deben cumplir son: 

1. Debe tratarse de una Sociedad Operativa. 

2. La participación en la Empresa Familiar debe ser, como mínimo: 

  • Del 5%, si el socio es un solo miembro de la familia. 
  • Del 20% si las acciones o participaciones las ostenta un grupo familiar. 

3. El socio de la Empresa Familiar, o al menos uno de los miembros del grupo familiar que sea socio, debe realizar funciones de dirección en la entidad que suponga más del 50% de sus rendimientos netos del trabajo, actividad empresarial o profesional. 

ASÍ, CUMPLIÉNDOSE ESTOS 3 REQUISITOS, LAS ACCIONES DE LA EMPRESA FAMILIAR ESTARÍAN EXENTAS DEL IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO. 

Por otro lado, para poder aplicar la reducción del 95% en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, además de los 3 requisitos arriba mencionados, deben cumplirse otros que variarán en función de si se trata una herencia o donación. 

Por ello, es esencial analizar detenidamente si la sociedad cumple con todos los requisitos legales para poder acogerse a estos beneficios fiscales, puesto que el ahorro es muy notable, y de no ser así, implantar de inmediato las medidas necesarias para conseguirlos, contando para ello con la ayuda de abogados expertos en la materia.