Las asociaciones y entidades sin ánimo de lucro en el impuesto de sociedades

A partir de diciembre, podrán pagarse las deudas con hacienda con una simple llamada
14 noviembre 2011
Consejos para reducir el pago en el IRPF
13 diciembre 2011

El Impuesto de Sociedades es un tributo perteneciente al sistema tributario español, que grava la renta de las sociedades y demás entidades jurídicas. Ello quiere decir que no grava sólo a empresas de todo tipo, sino también a Asociaciones y Fundaciones.

Ello se refleja en el Art. 7 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades en donde indica que “serán sujetos pasivos todas las personas jurídicas, excepto las sociedades civiles, etc”. Al ser  las Asociaciones y Fundaciones personas jurídicas, no queda duda que se ven afectadas por el Impuesto de Sociedades.

Pero el hecho de que todas estas entidades estén sujetas a un mismo impuesto no quiere decir que se aplique la normativa de forma homogénea, sino que existen peculiaridades en el régimen de tributación. Concretamente, las Asociaciones y Entidades Sin Ánimo de Lucro, tienen unas consideraciones especiales y no todas están obligadas a presentar la declaración.

En este caso, podemos distinguir entre dos regímenes de tributación con respecto al Impuesto de Sociedades:

1)      En que se a aplica a la:

  1. Fundaciones.
  2. Asociaciones declaradas de utilidad pública.
  3. Entidades que, teniendo la forma jurídica de alguno de los grupos anteriores, estén inscritas en el registro de la AECI (Agencia Española de Cooperación internacional) de entidades dedicadas a la cooperación internación.

 

2)      El segundo es el régimen que acoge al resto de Asociaciones y Fundaciones que no cumplan los requisitos anteriores.

El tipo impositivo es diferente según el régimen a aplicar. En el primer caso tributarán al tipo del 10%, el resto lo hará al 25% con carácter general.

 

Asimismo, hay que tener en cuenta es que se establecen una serie de rentas exentas de tributación. Son las que proceden de:

  • Los donativos y donaciones recibidas.
  • Las cuotas de los asociados.
  • Las subvenciones.
  • Los dividendos, participaciones en beneficios de sociedades, intereses, cánones y alquileres.
  • Las derivadas de transmisiones por cualquier título.

Y también estarán exentas de presentar el Impuesto de Sociedades aquellas entidades que cumplan que:

  • Sus ingresos totales no superen los 100.000 euros anuales.
  • Los ingresos de rentas no exentas sometidas a retención no superen los 2.000 euros anuales.
  • Todas las rentas no exentas estén sometidas a retención.