CONTRATO PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE

NUEVAS MEDIDAS PARA REACTIVAR LA ECONOMÍA
30 agosto 2011
EL IVA ADELANTADO POR LOS AUTÓNOMOS AL ESTADO ALCANZA LOS 1.800 MILLONES
30 agosto 2011

El Gobierno ha aprobado en el Consejo de Ministros un nuevo modelo de contrato de trabajo: El contrato de formación y aprendizaje, dentro del Real Decreto Ley de “medidas urgentes para la promoción del empleo de los jóvenes, el fomento de la estabilidad en el empleo y el mantenimiento del programa de recualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo”.

Está dirigido a desempleados sin formación escolar, profesional ni universitaria de entre 16 y 25 años, que carezcan de formación necesaria para celebrar un contrato en prácticas. Con él se pretende fomentar el empleo  a la par que la formación de los trabajadores, puesto que habrán de destinar el 75% de la jornada laboral a su trabajo, y el 25% restante a cursos de formación. De forma transitoria, y hasta el 31 de Diciembre de 2013, se podrá aplicar también a jóvenes sin trabajo que tengan hasta 30 años. Si se trata de personas con discapacidad, no existirá un límite de edad.

El salario de los empleados contratados bajo esta modalidad se determinará de igual forma que para otro tipo de trabajador (por convenio colectivo), sin ningún tipo de distinción y tampoco tendrán ninguna diferencia en cuanto a prestaciones y garantías (cotizarán a la Seguridad Social y tendrán derecho a cobrar el paro en las mismas condiciones que el resto).

El nuevo contrato de formación, inspirado en el sistema alemán de formación dual, tendrá una duración mínima entre uno y dos años, frente a los seis meses actuales, aunque podrá prorrogarse un año más en determinadas circunstancias, y supone la derogación del actual contrato para la formación.

Asimismo, si una vez finalizado el mismo, se procede a una contratación fija, la empresa tendrá derecho a una reducción en las cotizaciones sociales de 1.500 euros durante tres años. Esta cuantía alcanzaría los 1.800 si la contratada es una mujer joven.

Para fomentar esta nueva modalidad de contratación, se concederán diversas ventajas fiscales a las empresas que lo pongan en práctica. Así, las compañías podrán deducirse el 100% de las cotizaciones de la Seguridad Social si estaban en el paro en el momento de ser contratados y durante toda la vigencia del contrato. Esta deducción será del 75% si disponen de una plantilla superior a los 250 asalariados.

 

Asimismo, el Decreto Ley elimina la necesidad de convertir en fijo a un empleado que acumula varios contratos temporales. Es decir, hasta ahora, cuando el trabajador sumaba en un periodo de 30 meses contratos laborales temporales durante 24 meses con o sin solución de continuidad, para el mismo puesto de trabajo con la misma empresa, el empresario estaba obligado a convertirlo en indefinido. Sin embargo, al objeto de favorecer el mantenimiento del empleo, se suspende temporalmente esta regla durante un plazo de 2 años.

También se amplían los colectivos y el plazo de las bonificaciones a la conversión de temporales en fijos de fomento del empleo hasta el 31 de diciembre de 2013. Se podrán transformar hasta el 31 de diciembre de 2011 en contratos de fomento de la contratación indefinida aquellos contratos temporales (incluidos los contratos formativos) suscritos con anterioridad al 28 de Agosto de 2011. El plazo se amplía hasta el 31 de diciembre de 2012 para los contratos temporales celebrados a partir del 28 de Agosto de 2011, siempre que la duración de los mismos no haya excedido de los seis meses. 

Finalmente, indicar que se prorroga 6 meses más la ayuda de 400 euros para los parados que hayan agotado los subsidios (Programa Prepara). Cerca de 128.000 personas se encuentran en esta situación.