Esta web utiliza cookies para poder funcionar y mejorar la experiencia de uso. Asumimos que estás de acuerdo si sigues navegando.   Leer más   Cerrar
 

REVISTA DIRECT SEPTIEMBRE 2017

El permiso retribuido por enfermedad para bajas no superiores a los 3 días, Se acabó el IVA en el turno de oficio y Ayudas del Programa EMEGA

REVISTA DIRECT SEPTIEMBRE 2017

EL PERMISO RETRIBUIDO POR ENFERMEDAD PARA BAJAS NO SUPERIORES A LOS 3 DÍAS

En respuesta a una demanda interpuesta por Comisiones Obreras para dar solución a un conflicto colectivo de una empresa, la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, mediante la Sentencia 88/2017, se ha pronunciado a favor de la parte demandante, sentando precedente,  por estimar  y reconocer  el derecho de los trabajadores a poder disfrutar de un permiso retribuido durante los tres primeros días de cada período de enfermedad, sin necesidad de ser declarados en situación de baja médica o incapacidad temporal (IT),  y aceptando como justificación de la ausencia o reposo documentos distintos del parte de baja o IT, siempre y cuando estos sean emitidos por los facultativos del Servicio Público de Salud o por la Mutua.

Para la Audiencia Nacional, las situaciones que dan lugar al permiso retribuido en caso de enfermedad no son idénticas a las que dan lugar a la Incapacidad Temporal, ya que para acceder al permiso retribuido en caso de enfermedad establecido por convenio basta que concurra una enfermedad. Sin embargo, para que concurra la incapacidad temporal, el art. 169.1 de la Ley General de la Seguridad Social dispone que:

«Tendrán la consideración de situaciones determinantes de incapacidad temporal:

a) Las debidas a enfermedad común o profesional y a accidente, sea o no de trabajo, mientras el trabajador reciba asistencia sanitaria de la Seguridad Social y esté impedido para el trabajo, con una duración máxima de trescientos sesenta y cinco días, prorrogables por otros ciento ochenta días cuando se presuma que durante ellos puede el trabajador ser dado de alta médica por curación.

b) Los períodos de observación por enfermedad profesional en los que se prescriba la baja en el trabajo durante los mismos, con una duración máxima de seis meses, prorrogables por otros seis cuando se estime necesario para el estudio y diagnóstico de la enfermedad.»

Es decir, que para que concurra la IT es necesario además que se reciba asistencia sanitaria de la Seguridad social. 

Se concluye entonces que existe una clara diferenciación entre el hecho causante del permiso por enfermedad del de la situación de IT, y ello implica que no pueden ser exigibles las formalidades propias de la situación de IT al permiso retribuido, resultando suficiente el justificante emitido por el Servicio Médico Público o Mutua, durante los tres primeros días da cada período de enfermedad.

SE ACABÓ EL IVA EN EL TURNO DE OFICIO

Publicada la Ley 2/2017, de 21 de junio, de modificación de la Ley 1/1996, de 10 de enero, de asistencia jurídica gratuita, se cambia el criterio que se estaba siguiendo hasta el momento, y es que con efectos desde el día 1 de enero de 2017 con el propósito “de incrementar las garantías que nuestro ordenamiento jurídico ofrece en materia de justicia gratuita, tanto para los ciudadanos como para los profesionales, esta reforma pretende afianzar el carácter público de esta actividad prestacional, reforzándola y garantizando que esté debidamente subvencionada por los poderes públicos y reconociendo el abono de las correspondientes indemnizaciones a favor de los profesionales obligados a su prestación”.

Por este motivo, la nueva regulación del sistema de asistencia jurídica gratuita, los servicios prestados por abogados y procuradores en el marco de la Ley 1/1996, de 10 de enero, de asistencia jurídica gratuita, no estarán sujetos al Impuesto sobre el Valor Añadido.

Dado que esta Ley ha entrado en vigor con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2017, si ha aplicado el anterior criterio de Hacienda y ha ingreso el IVA por sus facturas del turno de oficio, puede rectificarlas ahora y así podrá recuperar el impuesto satisfecho en exceso.

AYUDAS DEL PROGRAMA EMEGA

El pasado 4 de agosto salían publicadas en el DOG las bases reguladores de las ayudas, bajo el régimen de minimis  incluidas en el programa EMEGA, cuyo objetivo principal es fomentar la creación de puestos de trabajo para mujeres, ya sea por cuenta propia o ajena.

Por lo tanto podrán ser beneficiarias empresas privadas (empresarias individuales, sociedades civiles, comunidades de bienes o sociedades mercantiles, inclusive sociedades laborales y cooperativas de trabajo asociado), formadas por mujeres que:

1º  Inicien su actividad económica o formalicen sus planes Innova o Activa entre el 1 de agosto de 2.016 y el  4 de septiembre (fin de plazo de presentación).

2º  Sean consideradas microempresas o pequeña empresa.

3º Tengan domicilio social y fiscal y establecimiento de producción o comercial en Galicia.

4º Las promotoras deben estar de alta en Seguridad Social o en mutualidad de colegio profesional  y estar vinculadas laboralmente a la empresa, desarrollando su actividad profesional de forma habitual en ella. (Se excluyen autónomas colaboradoras)

5º No haber percibido ayudas del programa EMEGA en los tres años anteriores

6º Deberán acreditar la realización de una inversión mínima, dependiendo de la línea de la ayuda. Dichas ayudas se dividen en las siguientes líneas principales:

a) EMPRENDE: para promover la puesta en marcha de nuevas iniciativas empresariales, con una inversión mínima justificable (Base imponible) no inferior a 1.000€, y efectivamente pagado (se excluyen pagos en efectivo). Incentivos desde 12.000€ hasta 22.000€, dependiendo de los puestos de trabajo a mujeres creados.

b) INNOVA: para mejorar la competitividad de empresas ya constituidas por mujeres, con una inversión mínima justificable(Base imponible) no inferior a 1.000€ y efectivamente pagado (se excluyen pagos en efectivo). ). Incentivos desde 15.000€ hasta 22.000€, dependiendo de los puestos de trabajo a mujeres creados.

c) ACTIVA: para reactivar y consolidar dichas empresas. con una inversión mínima justificable (Base imponible) no inferior a 1.000€ y efectivamente pagado (se excluyen pagos en efectivo). Incentivos desde 6.000€ hasta 18.000€, dependiendo de los puestos de trabajo a mujeres creados.

d) ITEF: para la implantación de iniciativas empresariales de carácter innovador, con contenido científico o con base tecnológica. con una inversión mínima justificable (Base imponible) no inferior a 3.000€ y efectivamente pagado (se excluyen pagos en efectivo). ). Incentivos desde 18.000€ hasta 50.000€, dependiendo de los puestos de trabajo a mujeres creados.

Y también comprenden dos ayudas complementarias:

a) CONCILIA: para promover la conciliación de la vida personal, familiar y laborar tanto para promotoras como para trabajadoras por cuenta ajena. El importe sería de 3.000€ para autónomas con hijos menores de 3 años y para trabajadoras por cuenta ajena  de 1.000€ por empleada (hasta un máximo de 5.000€) siempre que se firmen acuerdos de teletrabajo o bien se formalice un acuerdo o pacto de conciliación. 

b) DUAL: para facilitar la implantación y consolidación de proyectos subvencionados en esta convocatoria. Consistirá en entrevistas con actuaciones de orientación, asesoramiento, etc. para solventar las dudas que pudiesen surgir, así como orientar, apoyar y asesorar en las fases iniciales, y consistiría en un importe de 500€.