REVISTA DIRECT MAYO 2018

REVISTA DIRECT ABRIL 2018
28 marzo 2018

1. APORTACIONES A PLANES DE PENSIONES COMO AHORRO FISCAL

2. PASOS A SEGUIR PARA TRAMITAR LA INCAPACIDAD TEMPORAL

3. ¿QUÉ COMISIONES ME PUEDE COBRAR EL BANCO POR CONTRATAR UNA TARJETA DE CRÉDITO?

4. SUBVENCIONES PARA LA CONTRATACIÓN

 

1. APORTACIONES A PLANES DE PENSIONES COMO AHORRO FISCAL

Con el comienzo de la campaña de la renta, nos encontramos con contribuyentes que a raíz del resultado a pagar de su declaración se proponen reducir dicho pago de impuestos y para ello siempre es recomendable efectuar aportaciones a los planes de pensiones. ¿Por qué son tan aconsejables
para optimizar la rentabilidad financiero-fiscal?

Pues básicamente por tres motivos:

1.- Reducen directamente la base imponible de la declaración (no como otros productos de inversión), hasta la menor de las siguientes cantidades: 8.000€ o bien hasta el 30% de los rendimientos netos de trabajo y/o de actividades económicas.

2.- Se difiere el pago del impuesto hasta el momento del rescate. Y si los rescatamos en forma de renta (percibiendo una cantidad fija todos los meses durante un período de tiempo), estaríamos difiriendo el pago de los impuestos sobre dicho ahorro a lo largo de varios años.

3.- Las prestaciones en planes de pensiones, esto es, en el momento de su rescate tributarán como rendimientos del trabajo, mientras que las ganancias patrimoniales o rendimientos del capital mobiliario de otro tipo de inversiones tributarán en la base del ahorro.

Para poder beneficiarnos de este ahorro fiscal, las aportaciones realizadas por los partícipes a los planes de pensiones regulados en la Directiva 2003/41/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, incluidas las contribuciones efectuadas por las empresas promotoras siempre que cumplan los
siguientes requisitos:

a.-) Que se imputen fiscalmente al partícipe a quien se vincula la prestación.
b.-) Que se transmita al partícipe de forma irrevocable el derecho a la percepción de la prestación futura.
c.-) Que se transmita al partícipe la titularidad de los recursos en que consista dicha contribución.
d.-) Las contingencias cubiertas deberán ser las previstas en el artículo 8.6 del texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre.

Para tod@s aquell@s interesad@s no duden en dirigirse a DirectAsesores para que le ayudemos a reducir sus impuestos.

 

2. PASOS A SEGUIR PARA TRAMITAR LA INCAPACIDAD TEMPORAL

La Incapacidad Temporal es un subsidio o ayuda diaria que cubre la pérdida de ingresos mientras estás recibiendo asistencia médica e imposibilitado para desarrollar tu actividad económica, y cuando los trabajadores por cuenta propia enferman y reciben por parte de su médico de cabecera la baja laboral, tienen que realizar diversas gestiones para poder percibir dicho subsidio; el cual se inicia bien por contingencias comunes: enfermedad común o accidente no laboral, desde el cuarto día de baja médica, o bien por contingencias profesionales: accidente de trabajo o enfermedad profesional, desde el día siguiente al de la baja médica. En cualquiera de estas cuatro circunstancias, los pasos a seguir para recibir el subsidio por Incapacidad Temporal si eres trabajador autónomo son:

1. Poseer el parte médico que justifique la baja laboral. El Servicio Público de Salud o la Mutua en la que estés pagando la cuota correspondiente, son los organismos que deben expedir este parte médico.

2. Solicitar el cobro de la IT mediante documento oficial: Modelo de solicitud de pago directo de la prestación de Incapacidad Temporal, que puede ser obtenido en la página web de la seguridad social, o bien facilitado por la propia mutua.

3. Justificar que estás afiliado y dado de alta y al corriente de pago de tus cuotas a la seguridad social. En el caso de baja laboral por contingencias comunes: enfermedad común o accidente no laboral, tendrás que justificar también que tienes cubierto un periodo de cotización de 180 días dentro de los 5 años inmediatamente anteriores a la fecha en la que se produce la baja.

4. Rellenar el Modelo de Declaración de la Actividad, que también se encuentra disponible en la página web de la Seguridad Social o en las Mutuas. En él tienes que especificar en qué situación queda tu actividad mientras estás de baja médica. Es decir, quién va a gestionar directamente el negocio o en su caso, si se trata de un cese temporal o definitivo de la actividad mientras dura esa situación.

Para todo ello, el trabajador autónomo dispone de un plazo de 15 días naturales a contar desde la fecha de la baja médica.

Respecto a la cuantía de la prestación que se cobra durante la situación de incapacidad temporal, ésta se obtiene aplicando determinados porcentajes a una base reguladora. La base reguladora se calcula utilizando la base de cotización del trabajador autónomo correspondiente al mes anterior al de la baja médica y se divide entre 30 días. Por ejemplo, si se cotiza por la base mínima 919,80 €, la base reguladora para calcular el subsidio sería de 30,66 € al día. Pues bien, a esta cantidad se le aplicarán estos porcentajes:

En caso de enfermedad común o accidente no laboral se aplicará el 60% de la base reguladora desde el día 4º al vigésimo día de la baja. Y luego, se aplicará el 75% de la base reguladora a partir del vigésimo primer día de la baja.

En caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional se aplicará el 75% de la base reguladora desde el día siguiente al de la baja, siempre que el autónomo haya optado por la cobertura de las contingencias profesionales, bien en el momento de cursar alta inicial en el régimen, o bien en un momento posterior, pero anterior a la fecha de la baja médica. En caso, contrario, no tendría derecho a este subsidio.

Por último, se debe tener en cuenta que durante todo el periodo de baja por incapacidad temporal se mantiene la obligación de seguir cotizando como autónomo mediante el pago de la correspondiente cuota.

 

3. ¿QUÉ COMISIONES ME PUEDE COBRAR EL BANCO POR CONTRATAR UNA TARJETA DE CRÉDITO?

Con frecuencia, al contratar una tarjeta de crédito nos encontramos con que el banco nos cobra una comisión por la emisión y, posteriormente, otras por renovación y por mantenimiento. A continuación pasaremos a analizar las condiciones en las que deben aplicarse estas comisiones para que sean válidas, así como en qué circunstancias pueden repercutirnos comisiones por otros conceptos.

• Servicios solicitados y aceptados.

El envío de cualquier instrumento de pago por la entidad financiera no puede resultar de una decisión unilateral de esta, si no que tiene que haber sido solicitado y aceptado por el consumidor, a excepción de que se trate de renovaciones o sustituciones de los anteriores medios de pago.

En los casos en los que se impone por la entidad financiera la contratación de una tarjeta, como por ejemplo, como condición a la contratación de un préstamo, no se podrán aplicar ningún tipo de gastos o comisiones.

• Expresamente recogidas en el contrato

Las comisiones que se apliquen por la utilización de un medio de pago deberán recogerse expresamente en el contrato. No son válidas las fórmulas de consentimiento por defecto, es decir, si la entidad financiera hubiese deducido el consentimiento por la utilización de opciones que el consumidor tuviese que rechazar para que no le fuesen aplicadas las comisiones o recargos, el cliente tendrá derecho a un reembolso de estos.

Además, en la información precontractual que se proporcione al cliente deberá expresarse el precio total, desglosando, en su caso, el importe que corresponda a las comisiones o cualquier otro incremento que se aplique.

• Resolución anticipada

Si el cliente decide resolver el contrato antes de su término la entidad financiera deberá reintegrarle el importe de la comisión que se abonase por anticipado y que no se hubiese consumido, por ejemplo en el caso de la comisión por mantenimiento.

Asimismo, el desistimiento unilateral del consumidor no puede ser penalizado, siempre que hayan transcurrido catorce días naturales desde la contratación. Cabe la posibilidad de que en el contrato se hubiese pactado un plazo de preaviso distinto, siempre que este no fuera superior a un mes.

• Comisión por exceso de límite

Para que pueda aplicarse este tipo de comisión tendrán que cumplirse los requisitos ya mencionados (solicitud, aceptación y expresamente recogido en el contrato). Además de estos, habrá de tenerse en cuenta que no podrán repercutirse varias comisiones de este tipo en un mismo periodo de liquidación, aun cuando el consumidor hubiese excedido el límite en varias ocasiones.

• Comisión por amortización anticipada

En los supuestos en los que se aplique una comisión por amortización anticipada esta no podrá ser superior al 1% del importe del crédito reembolsado anticipadamente si el plazo que resta para la terminación del contrato fuese superior a un año, si dicho plazo fuese inferior a un año la comisión no podrá superar el 0,5% del reembolso.

En ningún caso se podrá aplicar esta comisión si el periodo de liquidación en el que se produzca la amortización anticipada fuera un periodo sin intereses o si el contrato no estuviese sujeto a duración determinada.

Para cualquier duda o consulta puedes dirigirte a nosotros en los teléfonos 981 943 392 / 986 185 787.

 

4. SUBVENCIONES PARA LA CONTRATACIÓN

La Xunta de Galicia proporciona subvenciones para fomentar la contratación de personas con dificultades para permanecer en el mercado laboral durante mucho tiempo y facilitar su estabilidad mediante ayudas de contratación y formación.

Podrán acceder a esta subvención todas las empresas y personas empleadoras (independientemente de su forma jurídica) que contraten personal por cuenta ajena radicados en Galicia.

Serán subvencionables los contratos con una duración mínima de 12 meses o indefinidos realizados a personas desempleadas de larga duración, persona en exclusión social o con alguna discapacidad. Las contrataciones deberán realizarse entre el 1 de octubre de 2017 y el 15 de octubre de 2018.

La contratación se incentivará con 4000€ y aumentará un 25% en caso de que sea alguno de los siguientes colectivos:
– Mujeres
– Personas mayores de 45 años
– Inmigrantes retornados
– Contratación en un centro de trabajo situado en una zona rural

El plazo para solicitar las ayudas es hasta 2 meses después de realizar el contrato laboral y termina el 15 de octubre de 2018. Orden de 22 de diciembre de 2017 por la que se establecen las bases reguladoras del Programa de incentivos a la contratación en la empresa ordinaria (DOG Núm. 24, de 2 de febrero de 2018).