REVISTA DIRECT JUNIO 2018

REVISTA DIRECT MAYO 2018
1 mayo 2018
REVISTA DIRECT JULIO 2018
5 julio 2018

1. ENTRADA EN VIGOR DEL REGLAMENTO GENERAL SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

2. LOS AUTONOMOS ESTARÁN OBLIGADOS A REALIZAR SUS TRÁMITES CON TGSS MEDIANTE VIA TELEMÁTICA A PARTIR DEL 1 DE OCTUBRE DE 2018

3. ACTIVIDADES EXENTAS DE IVA

4. GASTOS DEDUCIBLES PARA AUTÓNOMOS

El 25 de mayo de 2018 entró en vigor el Reglamento General sobre Protección de datos (en adelante RGPD), lo que implica un cambio de perspectiva en el tratamiento que las empresas hacen con nuestros datos personales, modificando algunos aspectos del régimen actual y asumiendo nuevas obligaciones, que variarán en cada caso, dependiendo de las características de la propia empresa y del tratamiento de datos que realice.

A continuación intentaremos responder a algunas de las preguntas que pueden surgir en torno a esta nueva normativa.

¿A quién afecta el RGPD?

A todas las empresas y autónomos que tratan datos de carácter personal para su actividad empresarial o comercial, ya sean datos de clientes, de sus propios trabajadores o de proveedores.

¿Cuáles son los datos de carácter personal?

Toda la información relativa a una persona física identificada o identificable, incluidos datos de localización e identificación en línea (como las direcciones IP e identificadores facilitados por los dispositivos móviles).

¿Quién controla el cumplimiento?

Aunque la normativa sea de ámbito europeo, el organismo encargado de velar por el cumplimiento del RGPD es la Agencia Española de Protección de Datos (en adelante, AEPD).

¿Cuáles son las principales novedades que introduce el RGPD?

Nuevos derechos para los ciudadanos

El RGPD amplía los conocidos hasta el momento como derechos ARCO, dotando a los interesados de los siguientes derechos: acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, portabilidad y oposición

El ejercicio de estos derechos debe ser gratuito para el interesado y ejercitado directamente por él o su representante legal.

Delegado de protección de datos (DPO)

Esta figura es una de las grandes novedades del RGPD, no obstante, no es obligatorio su nombramiento en todos los casos. Según el artículo 37 del RGPD, deberá nombrarse un DPO cuando el tratamiento lo lleve a cabo una entidad pública o aquellas entidades privadas que realicen tratamientos de datos de manera habitual y sistemática a gran escala atendiendo a su naturaleza, alcance y fines; o atendiendo a las categorías especiales de datos que se tratan.

El DPO tendrá que ser alguien con conocimientos especializados en Derecho y sus funciones serán las de supervisar, coordinar, gestionar y llevar la implantación continua y las auditorías internas en materia de protección de datos.

Bases de legitimación para el tratamiento

Para que el tratamiento sea lícito tendrá que estar legitimado en una de las bases jurídicas que prevé el artículo 6 RGPD: consentimiento, relación contractual, interés legítimo, necesidad vital del interesado, obligación legal para el responsable o interés público derivado del ejercicio de poderes públicos.

Consentimiento

En los casos en los que el tratamiento encuentra su legitimación en el consentimiento, ya no es válido, como hasta ahora, el consentimiento tácito, por lo que el consentimiento debe otorgarse mediante una acción positiva del interesado.

Para los datos considerados de carácter especial (origen étnico, opiniones políticas, salud, orientación sexual, etc.) se requiere que el consentimiento sea explícito, es decir que la declaración se refiera de forma explícita al consentimiento del tratamiento de ese tipo de datos.

Información sobre el tratamiento y transparencia

El RGPD cambia el deber de informar, añadiendo requisitos adicionales. En todo caso los interesados deberán estar informados en todo momento sobre: los datos de contacto del DPO (si lo hubiese), la base jurídica del tratamiento, el plazo durante el que se conservan sus datos, la existencia de decisiones automatizadas, la previsión de transferencias internacionales y el derecho a presentar una reclamación ante la AEPD.

Corresponde a los responsables de tratamiento actualizar las políticas de privacidad en un lenguaje claro y sencillo, tal y como lo exige el RGPD, para cumplir con el deber de informar.

Principio de responsabilidad proactiva

Este principio debe estar presente en todo el proceso de tratamiento de datos. Supone adoptar una serie de mediadas que permitan al responsable y encargado de tratamiento estar en condiciones de demostrar que cumplen con las exigencias del RGPD.

Forman parte de estas medidas de responsabilidad activa la protección de datos desde el diseño y por defecto, adoptar medidas de seguridad específicas (como la seudonimización o el cifrado de datos personales), la elaboración de un registro de actividades de tratamiento, la realización de evaluaciones de impacto, si fuese necesario, o la notificación de violaciones o quiebras de seguridad.

¿A qué sanciones te expones en caso de incumplimiento?

Las infracciones menos graves se sancionan hasta 10 millones de euros o el 2% del volumen de la empresa y las más graves pueden alcanzar hasta 20 millones o el 4% de volumen de facturación anual, en ambos casos, se aplicará la que sea más elevada de las dos.
Si desea contratar nuestros servicios en materia de protección de datos puede dirigirse a info@directasesores.com solicitando presupuesto sin compromiso.

Todos los trabajadores por cuenta propia; los trabajadores del Sistema Especial de Trabajadores Agrarios (SETA); y los trabajadores del grupo I del Régimen Especial de Trabajadores del Mar tendrán la obligación de incorporarse al Sistema de Remisión Electrónica de Datos (Sistema RED) para la realización de sus trámites de afiliación, cotización y recaudación de cuotas con la Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social mediante la utilización de medios electrónicos a partir del 1 de Octubre 2018. Así lo determinó la Orden ministerial ESS/214/2018 de 1 de marzo de 2018, por la cual se ha otorgado un plazo de seis meses (entre el 1 de abril y el 30 de Septiembre) para que se vayan adaptando. Dicha obligatoriedad se extiende también a la recepción de las notificaciones y comunicaciones de la TGSS, que dejarán de enviarse en formato papel, por lo que para su consulta y firma se deberá acceder al servicio correspondiente.

Para cumplir con esta obligación, la Tesorería de la Seguridad Social ha puesto a disposición de estos tres colectivos dos canales electrónicos a través de los cuales podrán realizar sus gestiones:

* El Sistema RED (Remisión Electrónica de Datos). A través de este sistema, es un autorizado RED quién actuará en representación del trabajador autónomo mediante la previa asignación del Número de Afiliación (NAF) del trabajador autónomo.

* La Sede Electrónica de la Seguridad Social (SEDESS). El trabajador autónomo puede realizar directamente sus trámites con la TGSS a través de diversos servicios electrónicos disponibles en la SEDESS.

Ahora bien, para acceder a los servicios de la Sede Electrónica de la Seguridad Social (SEDESS) será necesario disponer de un sistema de autenticación que garantice la identidad de la persona. Los sistemas admitidos en la SEDESS que permiten el acceso a los servicios son:

– El Certificado electrónico admitido por la Seguridad Social, más conocido como Certificado Digital de Persona Física y que se puede gestionar en sus propias oficinas.
– El DNI electrónico.
El Sistema Cl@ve, el cuál dispone de dos modalidades con las que se puede operar: Cl@ve PIN y Cl@ve Permanente; siendo ésta última la única que le permitirá el acceso a la consulta y firma de notificaciones de la Seguridad Social.

Finalmente reseñar que, entre los servicios que ofrece la sede electrónica de la Seguridad Social a los autónomos se encuentran: En relación a la afiliación y a la cotización: la posibilidad de tramitar el alta y la baja en el Régimen; formular el cambio de base de cotización; solicitar la modificación, para el año siguiente, de los datos de cobertura de las contingencias para la incapacidad temporal, accidentes de trabajo y enfermedad profesional, cese de actividad y mutua, etc. Pero también se pueden solicitar determinados informes y certificados como: Duplicados de resoluciones de alta o baja en el régimen; informes o consultas de las bases de cotización y de las cuotas ingresadas, certificados de estar al corriente en las obligaciones con la seguridad social, etc. O bien, acceder a otros servicios como: Obtener informes de vida laboral; la domiciliación del pago de cuotas a la seguridad social; notificar cambios de domicilio; solicitar un aplazamiento en el pago de deudas a la Seguridad Social, etc, entre otros muchos.

Para la obtención de una información más detallada al respecto, consulte los siguientes enlaces:
http://www.seg-social.es/Internet_1/HERRAMIENTASWEB/Autonomos/index.htm
http://www.seg-social.es/prdi00/groups/public/documents/binario/230599.pdf

Hay una serie de actividades que están exentas de IVA, es decir, que las personas que las ejerzan no están obligadas a presentar el modelo 303. Las actividades que cumplen este requisito son las siguientes:

– Enseñanza en colegios públicos o privados, además de las clases particulares impartidas por personas físicas.
– Asistencia a personas físicas por médicos y profesionales sanitarios.
– Profesionales cuya prestación venga de derechos de autor como por ejemplo escritores, pintores, etc.
– Actividades relacionadas con seguros.
– Arrendamiento de viviendas y zonas rurales no edificables.
– Entrega de sellos de correos y timbrados.

Cuando se empieza a desarrollar una actividad empresarial es necesario informarse de los derechos y obligaciones para estar al corriente con las administraciones públicas.

A los autónomos siempre se le plantean dudas sobre cuáles son los gastos fiscalmente deducibles, pues además de los gastos comunes tales como gastos de personal, gastos de seguridad social, arrendamientos, servicios de profesionales independientes, tributos, amortizaciones; ahora la ley de Reformas urgentes del Trabajo Autónomo especifica algunos gastos “especiales”, que serán deducibles a partir del ejercicio 2.018:

El autónomo que trabaje desde casa podrá deducirse el 30% Salvo que se pruebe otro %) de la % de su vivienda que tenga destinada a la actividad de gastos de agua, gas, electricidad, teléfono e internet. Es decir si la realización de la actividad se hace en un espacio del 40% de la vivienda, pues podrá deducirse el 30% de ese 40% de dichos gastos. Pero también podrá deducirse otros gastos de la vivienda, tales como seguro del hogar, IBI, comunidad de propietarios, y otros gastos propios de la titularidad, pero en este caso únicamente en función de la proporción destinada a la actividad (en el ejemplo anterior podría deducirse el 40% de dichos gastos)

Cuando el autónomo por motivos del desarrollo de su actividad económica realice gastos de manutención o dietas, podrá deducirlos siempre y cuando su pago se hubiese hecho electrónicamente, se realice fuera del municipio al que corresponda el negocio, se conserve el comprobante, y no supere los límites establecidos por el Reglamente del IRPF que con carácter general establece el límite de 26,67€/día si el gasto se produce en España o 48,08.-€ si es en el extranjero; y si además se pernocta ya estaríamos hablando de 53,34.-€ y 91,35.-€, respectivamente.

Igualmente a partir de este año 2.018 las primas de seguro por enfermedad correspondientes a su propia cobertura por enfermedad, a la de su cónyuge e hijos menores de 25 años (que convivan con el autónomo) también serán deducibles con el límite máximo por persona de 500€/año (para discapacitados el límite se amplía a 1.500€.)

Pero siempre debemos tener en cuenta el principio de correlación de ingresos y gastos, esto es, SOLO serán deducibles aquellos gastos respecto de los cuales se acredite que se han ocasionados en el ejercicio de la actividad y que sean necesarios para la obtención de ingresos. Y en todo caso deberán estar debidamente contabilizados, imputados y justificados documentalmente.

Si lo desean pónganse en contacto con Direct Asesores para resolverle sus dudas.